Crea tu luminaria DIY desde cero

Crea tu lámpara DIY desde cero

Si eres de las personas que disfruta estar en tendencia en todos los aspectos, el hazlo tú mismo o DIY por sus siglas en inglés (do it yourself) es para ti. Realizar una luminaria DIY desde cero es muy sencillo no necesitas ser un electricista para lograrlo. Sólo requieres de un par de materiales fáciles de conseguir como tela o papel, un poco de creatividad y muchas ganas de crear cosas únicas.

Elementos de una luminaria DIY

Para comenzar, lo primero  que encontramos son los florones, piezas que se utiliza para cubrir o embellecer el agujero del techo por donde se asoma la instalación eléctrica.  Fabricados en distintos materiales como la cerámica y el aluminio, otra de sus ventajas es que vienen en distintos colores, son capaces de sostener un peso considerable.

Existen portalámparas que facilitan la creación de éstas, disponibles en múltiples colores, el portalámparas es la parte en la cual se coloca la bombilla, protegiendo la conexión eléctrica. Sin duda el cableado es aquel elemento que casi no tomamos en cuenta pero forma parte de nuestra decoración a la cual le impregnamos un poco de nuestro estilo.

Por suerte ya existen cables “divertidos” para que tu lámpara DIY sea un éxito, los hay de distintos colores y diseños, fabricados con PVC, un material con mucho tiempo de vida y sobre todo resistentes, garantizando su alta calidad y su fiabilidad.

Personaliza tu lámpara DIY

Una de las opciones que hay crear una lámpara DIY, es la técnica japonesa del origami, esta técnica sigue un patrón establecido y repetitivo de dobleces hechos de papel para conseguir una variedad de formas.  Según la opacidad que quieras para tu lámpara DIY, puedes utilizar distintos materiales para conseguirlo, entre ellos se encuentran la cartulina, papel vegetal o papel japonés incluso el estambre.

Es importante considerar el tipo de iluminación que acompañará nuestra lámpara, el tiempo de encendido es fundamental para elegir el material, por ejemplo si permanecerá mucho tiempo encendida y el papel está muy cerca de la bombilla o esta emite mucho calor, la lámpara puede quemarse o dañarse. Para evitarlo, es recomendable utilizar bombillas LED, las cuales emiten mínimas cantidades de calor.

Puedes ver a continuación una lámpara terminada, en este caso con un globo, resistol y una buena bola de estambre cuidadosamente pegado, siguiendo un patrón, se obtiene una increíble lámpara al estilo DIY.

Si eres de las personas que disfruta estar en tendencia en todos los aspectos, el hazlo tú mismo o DIY por sus siglas en inglés (do it yourself) es para ti. Realizar una lámpara DIY desde cero es muy sencillo no necesitas ser un electricista para lograrlo. Sólo requieres de un par de materiales fáciles de conseguir como tela o papel, un poco de creatividad y muchas ganas de crear cosas únicas. Elementos de una lámpara DIY Para comenzar, lo primero que encontramos son los florones, piezas que se utiliza para cubrir o embellecer el agujero del techo por donde se asoma la instalación eléctrica. Fabricados en distintos materiales como la cerámica y el aluminio, otra de sus ventajas es que vienen en distintos colores, son capaces de sostener un peso considerable. Existen portalámparas que facilitan la creación de éstas, disponibles en múltiples colores, el portalámparas es la parte en la cual se coloca la bombilla, protegiendo la conexión eléctrica. Sin duda el cableado es aquel elemento que casi no tomamos en cuenta pero forma parte de nuestra decoración a la cual le impregnamos un poco de nuestro estilo. Por suerte ya existen cables “divertidos” para que tu lámpara DIY sea un éxito, los hay de distintos colores y diseños fabricados con PVC, un material con mucho tiempo de vida y sobre todo resistentes, garantizando su alta calidad y su fiabilidad. Personaliza tu lámpara DIY Una de las opciones que hay crear una lámpara DIY, es la técnica japonesa del origami, esta técnica sigue un patrón establecido y repetitivo de dobleces hechos de papel para conseguir una variedad de formas. Según la opacidad que quieras para tu lámpara DIY, puedes utilizar distintos materiales para conseguirlo, entre ellos se encuentran la cartulina, papel vegetal o papel japonés incluso el estambre. Es importante considerar el tipo de iluminación que acompañará nuestra lámpara, el tiempo de encendido es fundamental para elegir el material, por ejemplo si permanecerá mucho tiempo encendida y el papel está muy cerca de la bombilla o esta emite mucho calor, la lámpara puede quemarse o dañarse. Para evitarlo, es recomendable utilizar bombillas LED, las cuales emiten mínimas cantidades de calor. Puedes ver a continuación una lámpara terminada, en este caso con un globo, resistol y una buena bola de estambre cuidadosamente pegado, siguiendo un patrón, se obtiene una increíble lámpara al estilo DIY. Este es un ejemplo fácil para iniciar en el mundo de lámparas DIY, una vez que lo tengas dominado no verás el momento para iniciar el próximo proyecto utilizando nuevas técnicas con diseño más elaborados. Únete al movimiento hazlo tú mismo y comparte con nosotros tus creaciones.

Este es un ejemplo fácil para iniciar en el mundo de lámparas DIY, una vez que lo tengas dominado no verás el momento para iniciar el próximo proyecto utilizando nuevas técnicas con diseño más elaborados.

Únete al movimiento hazlo tú mismo y comparte con nosotros tus creaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *