Cómo ahorrar en la factura de luz

Cómo ahorrar en la factura de luz

Cada aparato electrónico que tenemos en nuestro hogar suma un poco de consumo de electricidad en nuestra factura bimestral. Aunque este consumo siempre depende de la eficiencia de cada aparato y de cuánto tiempo lo utilices al día.

Por ejemplo, una plancha funciona con resistencias, es decir que convierten la electricidad en calor por lo cual consume mucha energía. Y no es lo mismo a una lavadora o aspiradora.

También tienes que tener en cuenta que la iluminación representa la tercera parte del consumo total de un hogar, aunque esto puede variar si se tiene o no un aire acondicionado.

¿Cuáles son los aparatos que más afectan tu factura de luz?

Aunque el consumo eléctrico puede variar según los watts de potencia de cada uno, te decimos cuáles son los electrodomésticos que normalmente gastan más energía:

  • Refrigerador
  • Computadora y televisión
  • Aparatos de audio y video
  • Lavadora y plancha

Si crees que en tu hogar se está desperdiciando mucha energía, te damos algunas recomendaciones para que tu factura de luz se desahogue un poco.

  • Siempre es bueno mantener limpios los aparatos que usamos diariamente. Por ejemplo, en la cocina recuerda mantener limpio el microondas, el extractor o la licuadora. Mantener en buen estado tus electrodomésticos prologará su vida y reducirá el consumo de energía de ellos. Recuerda que también es un buen método se seguridad.
  • Siempre lee las recomendaciones que vienen en los instructivos de tus aparatos. Pon atención en el apartado de mantenimiento y seguridad.
  • Revisa de forma cautelosa aquellos aparatos que producen chispas o se calientan al momento de conectarse. Te aconsejamos que nos los uses sin antes checarlos o mandarlos con un profesional.
  • Desconecta los aparatos desde la clavija, nunca jales el clave. Es muy importante mantener en buen estado el clabe de los aparatos.
  • No mantengas encendido tus aparatos largo tiempo como la televisión o computadoras. Además de desperdiciar energía, aceleras el envejecimiento de los aparatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *