3 Consejos para iluminación en la oficina

Así como un equipo de trabajo cumple con objetivos claros, la iluminación en la oficina también tiene un objetivo especial. El aumento en la eficiencia del personal está íntimamente relacionado con el tipo de luminarias y la luz que de ellas se desprende.                                                                

1.- Toma en cuenta el color y la intensidad de las luces, como ejemplo, pensemos en una iluminación en la oficina tenue y que irradie luz cálida o luz de día, como comúnmente se les conoce, este tipo de brillo genera en el ser humano (nuestro personal) una sensación de cansancio, somnolencia y un fastidio general al momento de trabajar.

En cambio una luz intensa de cualidades frías, como la luz LED, que propicie la buena visión en el entorno, creará un ambiente más alerta, dinámico y energético.

La cantidad de iluminación en la oficina tendrá que ser moderada dependiendo del medio ambiente, en el supuesto de que exista una luminaria cerca de un ventanal, por el cual atraviesa una gran cantidad de luz natural, entonces la luminaria deberá permanecer apagada, en el medio de la habitación existirá otra, la cual deberemos conservar a una intensidad media (consiguiendo así el inicio de un degrade de luz) y finalmente, una luminaria en el extremo de la habitación contrario a la ventana, programada a una intensidad normal o alta, así aseguramos una iluminación constante en el espacio, recomendamos luminarias adosadas para este trabajo.

2.- El diseño de las luminarias dependerá de los objetivos que tenga la compañía, recuerde que no será lo mismo colocar iluminación en una oficina del gobierno, gris y monótona, donde el objetivo sea magistralmente burocrático, (ahí se podrán incluir luminarias adosadas las cuales no requieren demasiado espacio y son sobrias), que iluminar una agencia de publicidad colorida y juvenil, donde los objetivos sean incentivar la creatividad, mediante el uso de iluminación en la oficina más dinámica (como las luminarias de muro loop que cuentan con la versatilidad y movimiento necesario para el tipo de trabajo.)

3.- La dirección de las luminarias es también partícipe en la buena percepción de los trabajadores, ejemplo de esto es el llamado efecto caverna, que ocurre cuando se ilumina de forma directa las superficies verticales, quedando así los techos obscuros, lo cual provoca estrés, debido a que las pupilas se abren y cierran constantemente, en vista de cambios bruscos de luz que entra y sale de nuestro sentido.

Esperamos que después de estos sencillos consejos puedas conseguir una mejor iluminación en la oficina, conocer la influencia de la luz es importante para mantener a los empleados contentos.

1 opinión en “3 Consejos para iluminación en la oficina”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *